La construcción es una de las actividades que más beneficios traen a la sociedad; es la industria donde se unen arquitectos, ingenieros, albañiles y otros profesionales, para crear espacios desde cero, donde las personas desarrollarán sus vidas.

Por otro lado, es una actividad que, si no se hace con las precauciones necesarias, puede ir acompañada de graves accidentes en el trabajo. Aquí compartimos algunos puntos interesantes de las medidas de seguridad que deben tomarse en cuenta en una obra.

Antes que nada, debe clasificarse la obra como pequeña, mediana o grande, de acuerdo con la siguiente tabla, pues de eso dependerán las medidas de seguridad a implementar:

ConceptoPequeñasMedianasGrandes
Superficie por construir o demoler (metros cuadrados)Menor de 350De 350 a 10,000Mayor de 10,000
Altura de la construcción (metros)Menor de 10.5De 10.5 a 16.5Mayor a 16.5

Las obras de todos los tamaños deberán:

  1. Realizar un análisis previo a la obra, para determinar las actividades que se desarrollarán y los riesgos que conllevan.
  2. Contar con un análisis de riesgos potenciales.
  3. Cada persona que participa debe contar con el equipo de protección personal que corresponda a su puesto de trabajo. Algunos de los más importantes:
    1. Albañil: casco contra impacto y anteojos de protección.
    1. Colocador de acabados en pisos y paredes: casco contra impacto, anteojos de protección, tapones auditivos, respirador contra partículas, guantes contra sustancias químicas.
    1. Plomero e instalador de tuberías: casco contra impacto, anteojos de protección, guantes.
    1. Electricista: casco contra impacto, casco dieléctrico, anteojos de protección, guantes dieléctricos.
  4. Contar con los procedimientos para el uso del equipo de protección personal, basados en la información del fabricante.
  5. Disponer de extintores.
  6. Contar con señalización de seguridad.
  7. Realizar un plan de atención a emergencias.
  8. Tomar en cuenta las medidas para prevenir contagios por covid-19.

Para obras medianas y grandes:

  1. Contar y dar seguimiento a un programa para la revisión y mantenimiento preventivo del equipo y/o maquinaria utilizados.
  2. Contar con procedimientos de seguridad para el manejo de las instalaciones eléctricas.
  3. Disponer de instrucciones de seguridad para trabajos de relleno y compactación, cimbra, colocación de concreto; y trabajos peligrosos.
  4. Cuidar que los visitantes utilicen el equipo de seguridad básico.
  5. Capacitar a todos los trabajadores de la obra en seguridad y protección.
  6. Proporcionar a los contratistas, subcontratistas y proveedores, información sobre los riesgos en la fase de la obra donde desarrollarán sus actividades.
  7. Formar una comisión de seguridad e higiene que supervise esto en la obra.
  8. Proporcionar a los trabajadores un espacio higiénico para ingerir alimentos, agua potable y servicios sanitarios.

Estas medidas, establecidas en la Norma Oficial de Construccion-Condiciones de Seguridad y Salud en el Trabajo, son la base mínima para prevenir riesgos en la construcción. Seguiremos publicando más al respecto, para contribuir a una industria de la construcción segura y responsable.

Leave a Reply

Your email address will not be published.